fbpx

Blog

LO QUE DEBEMOS SABER ANTES DE RELACIONARNOS

¿Alguna vez te has planteado por qué te sientes decepcionado con las personas que más quieres? ¿Por qué te enfadan unas cosas de unas personas y en cambio en otras las aceptas?

En mi caso, puedo aguantar que mis relaciones más banales no se preocupen por mí, que no me pregunten cómo estoy, que no se interesen por mi vida, pero no lo soporto en mi familia, pareja o amistades de verdad. Me entristece.

Yo quiero y deseo que se preocupen por mí y cuando me preguntan cómo estoy así lo siento. Siento que les preocupa mi bienestar porque me quieren. Entonces, relaciono la idea de que me pregunten cómo estoy, con que me quieren y aprecian. Por eso de alguna manera, espero que la gente, sin más motivo que ese, me llame o me escriba preguntado un simple "Hola, ¿cómo estás?".

Pero, a la vez, soy consciente de que no puedo exigir a nadie que se interese por mí ni que me pregunte cómo estoy. Eso tiene que salir de ellos.

Las relaciones están cargadas de expectativas.

Si te das cuenta, las relaciones, TODAS las relaciones, (de pareja, de amistad, con compañeros de trabajo, con familiares...) están llenas de expectativas por las dos partes.

En este caso, yo espero de mi gente más cercana que me pregunten por mi estado emocional.

En general, de nuestra pareja esperamos que nos quiera, nos comprenda, nos de apoyo...

De nuestras amistades esperamos que estén a nuestro lado cuando los necesitemos, que nos diviertan, que nos escuchen...

De los familiares esperamos que nos respeten, nos quieran, estén SIEMPRE a todas horas para nosotros, que nos apoyen hagamos lo que hagamos, que sepan aceptar todos nuestros errores...

Y a su vez, ellos esperan lo mismo de nosotros.

"No esperes nada de nadie. Espera todo de ti"

Hace poco, tuve un conflicto con una de mis amigas más íntimas. Me sentí traicionada porque me había tratado de una forma injusta, según mi forma de ver. Sentí que ella no me tuvo en cuenta. ¿Por qué? Porque yo esperaba que ella me respetara por encima de todas las cosas.

¿Cómo voy a esperar eso? ¡No tiene sentido! Ella es libre y puede hacer lo que considere mejor para ella.

Fue un gran aprendizaje. Me enfadé. Lloré. Hablé con mi círculo más íntimo respecto a lo sucedido y después de analizarlo, me di cuenta que todo había pasado para que aprendiera a no tener expectativas. Más adelante te detallaré qué fue exactamente lo que pasó, cómo pude llegar al aprendizaje y de qué me di cuenta.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Te has sentido decepcionado con alguien porque tú esperabas más o esperabas quizás otra forma de actuar de alguna persona?

¿Te habías planteado el por qué?

Ahora sabes la respuesta: ¡por tus expectativas!

(Extracto de libro. Continúa leyendo en "Los SECRETOS de las RELACIONES EXTRAORDINARIAS")

Articulo AnteriorSiguiente Articulo
 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X